¿Existe un tratamiento efectivo contra el Lyme?

La enfermedad del lyme se le acredita el hecho de ser una dolencia del tipo silenciosa, por la destreza que posee al no mostrar síntoma alguno hasta meses después del contagio. Dificultando la exactitud de su diagnóstico y por lo tanto su posible tratamiento.

Los métodos utilizados para trata con esta enfermedad

Lyme, borreliosis de lyme, o enfermedad de lyme, son los nombres conocidos de una enfermedad ocasionada por una bacteria, transmitida por medio de insectos y parásitos. Una vez infectado, el paciente puede no mostrar síntoma alguno, permitiendo la diseminación de la bacteria en el organismo.

Los tratamientos utilizados para esta dolencia suelen ser diversos, debido a que la efectividad del tratamiento dependerá únicamente del paciente. Y a esto debemos de considerar la etapa en la que se encuentre la borreliosis de lyme en la persona infectada.

Con esto presente, existen centros de salud como Biosalud Day Hospital los cuales elaboran un cuadro de tratamiento personalizado para cada persona. Teniendo en cuenta las etapas de la enfermedad de lyme tratamiento, podemos realizar análisis a fin de determinar el mejor curso de acción.

Se comienza con pruebas detalladas y complementarias a fin de determinar si la enfermedad que presenta el paciente es la borreliosis de Lyme, ya que muchos de los síntomas que presenta esta enfermedad son similares a otras dolencias, motivo por que se apoda al lyme como una enfermedad imitadora.

La existencia de pruebas como Lymecheck son imprescindibles en la identificación de la borreliosis de lyme, una vez establecida se evalúa al paciente con el fin de determinar las etapas del tratamiento, como la cantidad de medicamentos suministrados al paciente y la duración de cada etapa.

Las primeras etapas consisten en mejorar el organismo del paciente a fin de que pueda resistir el tratamiento, el suministro de vitaminas C, D, y B, como la utilización de minerales como el zinc y el uso de sueros es imprescindible para este proceso. Además de la supresión de cualquier sustancia toxica del cuerpo.

Una vez comprobado que el cuerpo del paciente ha mejorado, se procede con el uso intensivo de antibióticos y sueros. Estos métodos son efectuados en conjunto a las terapias de mejoramiento mencionada anteriormente, garantizando la receptividad del paciente a los antibióticos suministrados.

Si bien resulta esencial efectuar pruebas que permitan descartar cualquier irregularidad presentada. Se debe mencionar que la enfermedad de lyme puede no mostrar síntoma alguno después de la recuperación, resultando vital la atención otorgada ante cualquier signo de su reaparición.