Como debes cuidar una destructora de papel

Las destructoras de papel son máquinas fundamentales para cualquier empresa, en especial porque permiten conseguir un gran rendimiento en las mismas. En todo caso, si deseas comprar destructoras, puedes hacerlo directamente online, en especial porque podrás aprovechar los precios más bajos en máquinas de gran rendimiento.

Pero, si ya tienes las destructoras de papel en tu empresa, es indispensable darles los cuidados adecuados para que no se vayan a romper rápidamente. Estos los he reunido en este post, que te invito a seguir leyendo para que puedas aprender a cuidar tu máquina.

Consejos para el cuidado de una destructora de papel

Para cuidar bien una destructora de papel debes tener en cuenta algunos aspectos que serán fundamentales. Dentro de los principales a tener en cuenta están:

Lubricación del cabezal

Es fundamental que el cabezal se encuentre bien lubricado para que pueda realizar su función sin que se produzca un desgaste profundo en el mismo. En todo caso, se recomienda utilizar el aceite recomendado por el fabricante para evitar daños al cabezal.

Por otra parte, será fundamental que hagas el proceso de lubricación de tu cabezal por lo menos una vez cada mes. Pero si el uso de la máquina es intensivo, lo más recomendable sería hacerlo cada 15 días para evitar desgastes en el cabezal.

No excedas la capacidad

La capacidad de corte de una destructora de papel viene dada en las hojas de 80gsm que puede triturar al mismo tiempo. Por lo general, estas pueden ser de 5 a 10 hojas que se pueden triturar al mismo tiempo.

Pero, debes tener clara cuál es la capacidad de la máquina que compraste para evitar excederla. Si se excede la capacidad, aunque sea por una sola hoja se pueden producir atascos y daños irreparables al cabezal, por lo que la vida útil de la máquina se verá reducida drásticamente.

Correcta limpieza

Tener una limpieza correcta en tu máquina destructora es algo fundamental para que no se vaya a dañar el cabezal. Debes mantener tu máquina libre de polvo y para ello se recomienda utilizar un paño que esté completamente seco y así retirar el polvo.

Debes evitar los limpiadores en spray, porque estos pueden arrojar pequeñas partículas de humedad al cabezal. Esto podría causar la oxidación del mismo, lo que hará que la vida útil se reduzca drásticamente, motivo por el cual, es aconsejable que evites siempre cualquier limpiador en spray o que aporte humedad.